martes, 23 de noviembre de 2010

BREVE TIPOLOGÍA DEL INSULTO UTILIZADO EN SAJAMBRE DURANTE EL SIGLO XVII (1).

Insultos dirigidos al varón.

Los que más abundan son los que recurren a los atributos negativos de algunos animales. Así por ejemplo se equipara al hombre con el puerco por su bajeza y suciedad; con el perro por su sumisión al amo; al zorro se le relaciona con las inmundicias, tal vez por su actividad carroñera; y en varios casos se emplea el término camarón como insulto.

1665-08-05, Soto: “... dixo a Cosme de Mendoza que era un puerco sucio y save que se enoxó de estas palabras Cosme de Mendoça, y Juan Díez dixo que no le dava más que se enoxase, que no”.

1665-08-05, Soto: “... y viniendo con ellos de Campos le trató de puerco, çurrón casquero en dos o tres ocasiones y que le enoxó como de Mendoza de dichas palabras y le dixo le avía de quebrantar las muelas si otra vez se lo decía”.

1665-08-14, Oseja: “Se querelló Cosme Redondo de Domingo Bermejo por decir le trató el domingo pasado de perro y dixo le avía de hacer echar del Concejo. Mandó el juez dé información”.

1667-05-08, estando a concejo en Ribota: “... y públicamente me inbió mucho nora mala y me trató de puerco, camarón, palabras injuriosas de que me siento agraviado’’.

Se utiliza también la deformidad física o intelectual, considerando que en aquella sociedad precientífica eran muchos los que hacían caso a lo que se predicaba desde el púlpito: que la deformidad y las enfermedades eran castigos divinos por los pecados de los progenitores.

1660-05-15, Soto: “...es ansí que el dicho Vernardo Díez, acusado, tomándose con él palabras delante de su casa, le dixo que era un puerco sucio, çurrón, tullido y cambrioso y otras palabras injuriosas...”.

No sé cuál puede ser el significado de “cambrioso”, quizás un derivado de “cambrón”, al que Covarrubias define como un género de espino usado en cercas y cierres.

1665-08-05, Soto: “Juró Melchor Díaz de 35 años, diçe que lo que save es que el domingo llamó el dicho Juan Díez a Cosme de Mendoza de mentecato, hixo de otro y que qué havía de hacer más que un mentecato hixo de otro, y le dixo que tuviese vergüença...”.

El origen social (inferior) es un insulto que sirve para deshonrar al hidalgo o para resaltar lo más negativo en el caso de pertenecer el agredido al estado general.

1665-01-21, Oseja: “...dixo que el dicho Juan de Barales era un puerco, villano, mal nacido, Venedico”.

Lo más interesante en este caso es la aparición de Venedico. Explico ahora este asunto, aunque en la clasificación que estoy haciendo encajaría mejor en el último apartado.

Venedico es el proxeneta que sufre su condena eterna en el infierno de Dante. Resulta imposible imaginar la existencia de una cultura literaria en aquel Sajambre más allá de la que pudiera poseer el clérigo de la localidad. Ni siquiera en el escribano Tomás Díaz, que fue en este caso el que insultaba, porque los notarios públicos de ámbito rural nunca destacaron por su nivel cultural.

Más bien creo que nos encontramos ante un personaje negativo de carácter arquetípico popularizado por los sermones. Ya San Vicente Ferrer se servía de imágenes del Dante y desde el siglo XV, los predicadores no dejaron de recurrir a las descripciones del Paraíso y del Infierno del genial florentino.

Como mucho, pudo saberse de Venedico por los pliegos de cordel u otros impresos populares que difundían entre el público rural una literatura culta vulgarizada. Eran versiones muy resumidas y con un lenguaje muy sencillo de obras cultas a las que los campesinos accedían gracias a las “lecturas oídas”.

En otra ocasión, fue Tomás Díaz el insultado, ahora mediante acusaciones que ponían en duda su honradez y profesionalidad:

1664-08-21, Oseja: “...y Andrés Díaz, acusado, se fue adonde estava el dicho Thomás Díez y, cólerico, le dixo ‘que pagase él avía al rey y que avía de ajustar quién hacía testimonios falsos y que era un falsario. Palabras que pareçieron feas y torpes a este testigo por ser el dicho Thomás Díaz hidalgo prinçipal, y escrivano fiel y leal y de toda confiança, y que a sus papeles se les da entera fe y crédito en juiçio y fuera de él, sin que se aya visto cosa en contrario”.

Las injurias menos utilizadas entre los hombres son las que se refieren a los comportamientos sexuales de los agraviados y sus familias.

1668-07-07, Pío: “Dice Mathías Gutiérrez que estava segando con Domingo La Fuente y vió que Juan Redondo vino con la guadaña lebantada contra el Domingo y se la posó sovre la caveça y le llamó xavalina, cornudazo, y que jurava a Dios y a una cruz que si fuera de noche le avía quitar el [...] Y queriendo ir apartarlos, le tiró un golpe con la guadaña”.

1672-04-24, Pío: “...Y dixo públicamente en el lugar de Vierdes que Pedro de Redondo acostunbrado estava de meter las hixas devaxo de los honbres casados para que las albardasen... Juró en Pío Pedro Gutiérrez, de 32 años, dice que... dixo Christóbal de Pedro Redondo, que acostunbrado estava a enrrocinar sus hixas y meterlas devaxo de honbres casados”.

Y Venedico.


4 comentarios:

ESPERANZA dijo...

Me llama la atención el término "puerco" nunca lo oí en Sajambre, siempre oí "gocho" ¿?.

Lo de "mentecato" me ha hecho gracia, es un término que yo he oído mucho en Sajambre y que a mi me gusta utilizar ante la sorpresa de los que escuchan.

Lourdes Vega dijo...

Qué cosas! y qué brutos eran, pero uno los disculpa porque eran tan primitivos y no había más. Creo que tienes toda la razón en cuanto a lo de Dante y los Predicadores, ellos lo que oían...Algunos de Pío ya se pasaban...¿no? con perdón de los de Pío que ya dije que mi Bisabuela era de allí. María Puente y se casó en Ribota por eso soy "Sajambriega" tres veces...La palabra puerco sí existia, aunque vulgarmente se llamaran "Gochos"

DAVID dijo...

Mi mas sincera enhorabuena por tu trabajo Elena...

Cada día te superas.

Elena E. Rodríguez Díaz dijo...

Lo primero, muchas gracias a los tres y ahora respondo por partes.
Yo creo, Esperanza, que aunque el notario suele reproducir con mucha fidelidad las palabras que, por razones del pleito, interesa que sean textuales, también pudo sustituir la forma vulgar de "gocho/gochu" por puerco. Cabe esa posibilidad por lo menos.

Lo de mentecato, que es insulto que se sigue utilizando, no era infrecuente en los siglos XVI y XVII. Está presente en la literatura del Siglo de Oro y Sebastián de Covarrubias lo incluye en su diccionario de 1611. A mí también me gusta. La palabra es sonora y... tiene un algo.

Hola, Lourdes. Sí, el insulto y las agresiones violentas estaban a la orden del día. Ya lo dice el dicho: "Pueblo pequeño, infierno grande". El último ejemplo que elegí es de Pío, pero hay otros de los restantes pueblos que en nada se diferencian. Supongo que iré sacando casos poco a poco.

Sí, sí, los predicadores se inspiraron desde la misma Edad Media en el Paraíso y en el Infierno imaginados en la Divina Comedia. Es una cosa que comprobé hace años al hilo de una tesis doctoral que dirigí sobre algunos de estos asuntos. Por cierto, en los documentos a veces se alude a predicadores ambulantes que llegaban a Sajambre y daban sermones. Y aquellos sermones eran mucho más que la prédica del sacerdote durante la Eucaristía. Si encuentro más datos prepararé un post.

Gracias, David. Tus palabras me animan.

Publicar un comentario

Escribe tu comentario aquí