GENEALOGÍA: ASCENDENCIA DE IGNACIO Y JOAQUÍN DÍAZ-CANEJA



En esta página iré estableciendo la ascendencia sajambriega de los hermanos JOAQUÍN DÍAZ-CANEJA Y SOSA (bautizado Joaquín Florián Díaz de la Caneja), Ministro de Gracia y Justicia, e IGNACIO DÍAZ-CANEJA Y SOSA (bautizado Ignacio Díaz de la Caneja), Obispo de Oviedo, nacidos ambos en el barrio de Quintana de la localidad de Oseja de Sajambre, en base a los documentos de archivo que se conservan. El método ha consistido en ir indagando desde los Díaz-Caneja más recientes (Ignacio y Joaquín) hacia los más antiguos y utilizando sólo documentos que proporcionan datos fiables y filiaciones seguras.

FUENTES: Archivo Histórico Nacional de Madrid, Archivo de la Real Chancillería de Valladolid, Archivo de la Catedral de Oviedo, Archivo del Ayuntamiento de Oseja de Sajambre y Archivo de la Casa Piñán de Oseja.


PADRE:
TOMÁS DÍAZ DE LA CANEJA (n.1717/12/29 y m.1795), casado con María de Sosa y Tovar. María había llegado a Oseja acompañando a su hermano, Joaquín de Sosa y Tovar, cura párroco de Oseja y Soto, del que se conserva documentación en el Archivo de la Casa Piñán.
[Se irá completando poco a poco.]
Hijos: Manuel, José (hereda la casa familiar en Quintana, caso con Vicenta Piñán de Cueto Luengo), Tomás (muere en la Guerra de la Independencia, soltero y sin descendencia), Juan (cura de Castilfalé), Pelayo (n.1762, acompaña a su hermano a Castilfalé), Ignacio (obispo de Oviedo), Joaquín Florián (n.1777, senador perpetuo y ministro de Justicia), María y Rosa (muere joven).

Tomás Díaz de la Caneja y Sosa (m.1813), soltero, se alista como soldado de primera clase en 1811. Sirve en el cuerpo de los Voluntarios de León. Muere en acto de servicio en el año 1813. No deja descendencia.
José Díaz-Caneja o Díaz de la Caneja y Sosa emparenta con la Casa Piñán al casarse con Vicenta Piñán de Cueto Luengo y Rodríguez de Cosgaya (hija de Don Alejandro Piñán de Cueto Luengo y Doña María Magdalena Rodríguez de Cosgaya; hermana de Froilán, Juan, Alejandro y María; se conserva mucha documentación familar). José Díaz de la Caneja está muy documentado por haber desempeñado cargos municipales. En el Sajambre de la primera mitad del siglo XIX se le conoce como "Don José", sin apellidos, así se documenta a veces. Según una carta autógrafa del Obispo Don Ignacio, conservada en el Archivo de la Casa Piñán, recibe la casa familiar de Quintana por decisión del padre, lo que es objeto de disputas por parte de su madre y algunos hermanos con riesgo de pleito. Don Ignacio intenta poner paz amenazando con desheredar a sus sobrinos. Por el momento se desconoce el desenlace del conflicto. Hijos: Tomás, José, María, Juana y Antonia.
Juan Díaz-Caneja y Sosa, párroco de Castilfalé, construye la fuente de Quintana.
[Se irá completando poco a poco.]

ABUELO PATERNO
TOMÁS DÍAZ DE LA CANEJA  (n.1682/12/25 y m.post 1717), casado con Rosa de Martino.
Merino Mayor de Valdeburón (1736-1737) e interinamente en 1742.
En 1715 se dice de él que es de edad de 38 años, aunque tenía 33. Para entonces ya estaba casado y tenía dos hijas y un hijo de 4 años y además "tiene consigo a su madre muy bieja y tollida". Dos años más tarde (1717) engendraría un hijo más, llamado también Tomás. Al final del documento firma como "Thomás Díez de la Caneja".
[Se irá completando poco a poco.]

BISABUELO PATERNO
JUAN DÍAZ DE LA CANEJA (n.1649 y m. 1711/05/19), casado con Ana Díaz de Caldevilla. En un Memorial de 1700 se dice que Juan Díaz de la Caneja es primo del escribano público, Manuel Díaz de la Caneja.
Eutimio Martino dice que esta Ana Díaz de Caldevilla fue nieta de Francisca Díaz, hermana del Arcediano Pedro Díaz de Oseja, pero para demostrar esta afirmación el jesuita proporciona una referencia archivística incompleta, impidiendo con ello poder contrastar la información. Si tal parentesco existió, esta Ana Díaz de Caldevilla debió ser bisnieta (no nieta) de Francisca.
Hijos: Tomás,  Isabel. 
[Se irá completando poco a poco.]


TATARABUELO PATERNO
TOMÁS DÍAZ DE LA CANEJA  (muere en 1673 o antes), casado con María Alonso de Quintana (muere en 1675 o antes), vecinos de Oseja. Hijo del escribano público Sancho Díaz de Ribota.
También llamado Tomás Díez de la Caneja y Tomás Díez de Oseja.  El Díaz/Díez se utilizará indistintamente en la familia durante el siglo XVII y gran parte del XVIII (ver cómo firma su nieto homónimo en 1715). Desempeña el oficio de escribano público del número del Concejo de Sajambre. También fue titular su hermano Julián. Después de los años de su ejercico, los herederos de Julián (vecinos de Valdeón) renuncian a la escribanía y la permutan. El beneficiado es Manuel Díaz de la Caneja.
Tomás está documentado por ahora entre 1657 y 1672.
En 1675 el matrimonio ya había fallecido. 
Entre los años 1659 y 1662 se dedica a comprar propiedades en Oseja.
Mujer: María Alonso es hermana de Ana Alonso y de Alfonso de Quintana (leg.1660), y todos son hijos de Juan Alonso de Quintana, vecino de Oseja, quien tenía casa y hórreo en dicho barrio y que deja por herencia a sus hijos. En 1660, Tomás Díaz y su mujer compran las partes del hórreo familiar de Quintana a sus hermanos y cuñados. En este matrimonio y en estas compras está el origen de lo que se convertirá en la casa familiar de los Díaz-Caneja. 
Hijos conocidosJuan, Catalina, Tomás, María Díaz de la Caneja o Díaz de Oseja y Pedro  Díaz  de la Caneja. A Pedro Díaz lo condenan al destierro de Sajambre en el año 1670 por haber dado muerte a un primo suyo durante una pelea originada por una partida de cartas el día de Nochevieja de 1669. Pierde todos sus derechos para heredar. Catalina casó con Juan Granda y fueron vecinos de Vierdes. En el Archivo de la Casa Piñán se conserva el documento de partida de bienes entre los cuatro hermanos. Las tierras, prados, casas, hórreos y huertos se dividieron en cuatro partes. Y también la casa de morada, "sacada la manda que hiço dicho Thomás Díaz  a Juan Díez, su hixo".

BISTATARABUELOS PATERNOS
SANCHO DÍAZ DE RIBOTA (nacido en 1575 o antes) se casó dos veces y fue vecino de Ribota. La primera con Juliana de la Caneja y la segunda con Catalina Alonso Blanco. Sancho Díaz de Ribota estuvo emparentado con el Arcediano Pedro Díaz de Oseja, todavía no sabemos en qué grado y por qué vía. Sancho Díaz ejerce como escribano público del número del Concejo de Sajambre entre los años 1600 y h.1641. Era obligatorio tener 25 años cumplidos para poder ejercer el oficio de escribano público, así que nace en 1575 o antes. Poseyó el oficio en propiedad y se lo transmitió a sus hijos. La fórmula de suscripción que utilizaba era la siguiente: "Sancho Díaz, escribano público del número perpetuo del Concejo de Sajambre por el rey nuestro señor” (1625); "Sancho Díaz, escribano público del número del Concejo de Sajambre por el rey, nuestro señor, y vecino del lugar de Ribota” (1630). En el matrimonio con Juliana de la Caneja se encuentra el origen del apellido "Díaz de la Caneja" que mantendrá esta familia hasta que se transforme en el Díaz-Caneja actual. 
Hijos:
Julián Díaz de la Caneja (o Díaz de Ribota).- Escribano público del número del Concejo de Sajambre entre aprox. 1641 y 1656. Vecino de Ribota. Su padre, Sancho Díaz, le transmite el oficio en su testamento al tiempo que establece un vínculo. Julián fue padre de Pedro Díez (menor en 1662) y Francisca Díez, su principal heredera. Francisca casa con Juan de Caldevilla, vecino de Valdeón. Hijo de ambos es Valentín de Caldevilla Díaz, vecino de Soto de Valdeón en 1713. 
Pablo Díaz de la Caneja.- Nacido en Ribota. Párroco de Santiago de Ambiedes (Gozón, Asturias).  Patrón de la capellanía de Salamón y Las Salas, de la que también había sido patrón en 1636, y antes, Sebastián Fernández de Cueto Luengo, clérigo originario de Ribota, con quien debía estar emparentada esta familia. Muere de tabardillo en Oseja el 23 de agosto de 1662, en casa de su hermano Tomás, que lo había cuidado durante su enfermedad. A su muerte, se entabla pleito por su herencia, cuya documentación se conserva en el Archivo de la Casa Piñán.
Tomás Díaz de la Caneja (o Díaz de Oseja).- Escribano público del número del Concejo de Sajambre entre 1657 y 1673. Se hace llamar Díaz de Oseja al cambiar su residencia a Oseja y para distinguirse de otro Tomás Díaz que vivía en Soto.
Lupercio Díaz de la Caneja (o Díaz de Ribota).- Marido de María Díez de Caldevilla, vecinos de Ribota.
Alonso Díaz de la Caneja (o Díaz de Oseja).-  Vecino de Oseja, casado con Antonia Díaz. Padres de ¿Manuel? y  María Díaz de la Caneja, casada con Diego Díaz de Bulnes. 
Luisa Díaz.- Viuda de Cosme Sánchez, vecinos de Soto, en 1662. Documentada como Luisa Díaz de la Caneja en 1672-08-01. San Pedro de Orzales (Ribota). Existe mucha documentación sobre ella.
Ana Díaz.- Mujer de Damián Díaz de Oseja, administrador de la capellanía de Salamón), vecinos de Oseja.
Cosme Díaz.- Ya difunto en el año 1662. Hijos: Ana, María (menores en 1662), Juana (casada con Domingo Díaz de la Caneja-passim) y Pedro Díaz de Caldevilla, vecino de Soto.
Miguel Díaz de la Caneja.- Emigró de Sajambre.




Advertencia: esta página se actualiza continuamente.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Al presente comenzando una busqueda de la ascendencia de personas de este apellido en San Juan de Puerto Rico para siglo XVIII. Habra algun pariente del obispo que viajara a Indias ? Seria interesante establecer una coneccion entre el obispo y su hermano y el Presbitero Manuel Diaz Caneja dueno del hato de Pueblo Viejo; Ignacio Diaz Caneja, quien casa con la viuda del asesinado D Jose Perez Morris y Tomas Diaz Caneja.Todos se convierten en terratenientes, duenos de ingenio, y hato de ganado cerca del lugar donde estuviera la ciudad de Caparra fundada por Juan Ponce de Leon, nuestro adelantado, colonizador, conquistador y primer gobernador y descubridor de la Florida. Lde Castro

Elena dijo...

En el Portal PARES de Archivos públicos españoles tiene muchos documentos digitalizados sobre el Ignacio Díaz-Caneja que se estableció en Puerto Rico.

Vaya a http://pares.mcu.es
Entre en "Búsqueda sencilla".
Escriba "Díaz-Caneja" y pulse en Buscar.
Puede empezar por los documentos que se muestran en el Ministerio de Ultramar.

Hasta el momento no me consta el parentesco con el Ignacio obispo y demás familia, pero debió existir. Tarde o temprano aparecerá la conexión. Sin duda.

Un cordial saludo.

Anónimo dijo...

Interesante. La diáspora sajambriega por todo el mundo.

Publicar un comentario en la entrada

Escribe tu comentario aquí