martes, 25 de noviembre de 2008

MITOS DE SAJAMBRE: "AQUÍ NUNCA HUBO ANALFABETOS"

1. Con este artículo inicio una nueva sección dedicada a explicar o a buscar el origen de algunos MITOS (antiguos o modernos) que se prodigan en el valle, y comienzo con una afirmación recurrente y frecuentísima entre las gentes de estas tierra: "Aquí nunca hubo analfabetos".

2. Para comprobar su veracidad, lo primero que debemos hacer es cuestionar lo que significa en esta afirmación la palabra "NUNCA", porque ¿se refiere a las presentes generaciones? ¿A todo el siglo XX? ¿O a mucho más tiempo quizás? En una conversación mantenida con gentes de Oseja durante este verano había quien extendía tal afirmación "al menos, hasta el siglo XIX". Cuando los documentos medievales querían aludir a algo muy antiguo, utilizaban esta hermosa expresión: "hasta que memoria de hombres no alcanza". En este caso y de ser cierto lo que nos ocupa, sería más probable que este "nunca" (que a los vecinos de Oseja les gusta enfatizar) se limite a la memoria reciente. No obstante, me dispongo a comprobarlo documentalmente.
De otro lado, la historia local ha venido insistiendo en la importancia que tuvo para la educación del lugar la fundación que hizo el Arcediano de Villaviciosa,

Pedro Díaz de Oseja, en el año 1665 al incluir entre sus mandas testamentarias la dotación de una escuela elemental en Oseja. ¿Se referirá, acaso, la tradición oral a que a partir de la época de dicha fundación desaparecieron los analfabetos? ¿Podrá atestiguarse un "efecto Arcediano" en este asunto?

3. Para comprobarlo, decidí indagar en las fuentes documentales que mencionan la capacidad de firmar de otorgantes y testigos en un período amplio de tiempo, que establecí entre los años 1500 y 1880, aunque cabe señalar que este objetivo se ve condicionado por dos factores: a) al tratarse de una etapa preestadística, tendremos que servirnos de un muestreo; y b) el número de fuentes útiles condiciona el número final de individuos computados y su cronología. Según esto, los resultados han sido obtenidos de un total de 78 documentos que aportan información sobre 619 individuos (545 hombres y 74 mujeres). El exiguo número de mujeres se debe a la incapacidad jurídica que les fue impuesta por las sociedades patriarcales (por no decir otra cosa).

5 comentarios:

ESPERANZA dijo...

Interesantísimo tema, Elena. Yo también he oido siempre en Soto este comentario de que nunca hubo analfabetos. Tiene su sentido desde la Escuela de Félix de Martino pero ¿y antes?

Elena dijo...

¡Hola, Esperanza!
Gracias por tu comentario. Como ves, el gran salto parece que se da a lo largo del siglo XIX y, además, se produce de manera bastante similar en casi todos los pueblos (esto se verá mejor en el siguiente post). Estos números y lo que sucede en Soto y en Oseja en dicho siglo XIX nos dice que el "efecto Arcediano" no existió. Debió de tener más importancia la política general del reino y, especialmente, la de los ilustrados. Otra cosa es lo que pudo haber sucedido en Soto a lo largo del siglo XX. Eso habría que estudiarlo. Interesante.

Lourdes Vega dijo...

Tenía yo muchos deseos de saber todo esto de analfabetismo en Sajambre,si bien es cierto que me extrañaba mucho que, en mí familia y antepasados, abuelos etc todos leían y escribían...Yo sí que creía que era desde El Arcediano.

Elena dijo...

La memoria reciente (abuelos, bisabuelos) llega al siglo XIX. Estamos en 2008 y hablamos de unos 200 años atrás: 4 generaciones con la esperanza de vida actual, 5 generaciones quizás... Lo cierto es que no desentona Sajambre de lo que sucedió en el resto de la mitad norte peninsular. Una fundación pía abrió en Cabrales una escuela 15 años después (más o menos) que la del Arcediano y hasta el siglo XIX no empieza a ser significativo el descenso del analfabetismo. Una acción puntual de una individualidad concreta no suele cambiar las estructuras socio-económicas y menos de la noche a la mañana. Pero esperemos al siguiente post...

Elena dijo...

La memoria reciente (abuelos, bisabuelos) llega al siglo XIX. Estamos en 2008 y hablamos de unos 200 años atrás: 4 generaciones con la esperanza de vida actual, 5 generaciones quizás... Lo cierto es que no desentona Sajambre de lo que sucedió en el resto de la mitad norte peninsular. Una fundación pía abrió en Cabrales una escuela 15 años después (más o menos) que la del Arcediano y hasta el siglo XIX no empieza a ser significativo el descenso del analfabetismo. Una acción puntual de una individualidad concreta no suele cambiar las estructuras socio-económicas y menos de la noche a la mañana. Pero esperemos al siguiente post...

Publicar un comentario

Escribe tu comentario aquí