GENEALOGÍA: LINAJE DEL ARCEDIANO PEDRO DÍAZ EN SOTO DE SAJAMBRE

Fuentes: Archivo de la Casa Piñán de Oseja de Sajambre, Archivo Histórico Nacional de Madrid, Archivo de la Catedral de Oviedo.  Se conservan decenas de documentos de los miembros de este linaje.  Se citarán solo los más relevantes.

Negrita: miembros de la línea principal del linaje con descendientes sajambriegos. 
Marrón: descendientes secundarios. 
Granate: vecindad.
Subrayados: consortes.

*

LOS PADRES, TÍOS Y ABUELOS SAJAMBRIEGOS DEL ARCEDIANO DE VILLAVICIOSA, D. PEDRO DÍAZ DE OSEJA, Y SUS HERMANAS 

Padres: Diego Díaz de Oseja, escribano del rey, vecino de Oseja y casado con Juana Fernández. Juana era natural del lugar de Bulnes en el Concejo de Cabrales y muere en Oseja en 1627 (Archivo de la Casa Piñán, Fondo General, Iglesia, leg.1, n.1, f.3rº). En total se conocen hasta el momento 11 documentos escriturados por "Diego Díaz de Osexa" (10 originales y 1 copia) hechos entre los años 1575 y 1596.

Tíos paternos: Juan Díaz, familiar de la Inquisición, y Pedro Díez  (o Díaz) de Las Escortes,  vecino de Oseja y dueño de una casa  en dicho barrio con torreón medieval blasonado (escudo de los Díez /Díaz con solar en Oseja: un águila con una estrella encima: AHN, Estado, Santiago, exp.1513).

Abuelos paternos: Sancho Díaz (o Díez) de Palacio y Francisca Blanco, vecinos de Oseja.

(Díaz y Díez es lo mismo y se utiliza indistintamente incluso en la misma persona, aunque Díez o Diez parece ser la variante más antigua). 

*

Descendencia de la hermana de don Pedro Díaz de Oseja, llamada Gracia Fernández. Según la costumbre de la época, la hija toma el apellido de la madre.

1ª GENERACIÓN: GRACIA FERNÁNDEZ casada con José de la Caneja (1600, 1601, 1610, 1614), vecinos de Soto de Sajambre.

  • Ascendencia de José de la Caneja, marido de la hermana del Arcediano, Gracia Fernández. Fue natural de Soto e hijo de Diego de la Caneja I (muerto antes de 1600) también natural de Soto, y de María Sánchez, natural del lugar de Amieva (Oviedo, Archivo de la Catedral, Probanzas de sangre). Los padres fueron vecinos de Soto. José de la Caneja aparece como testigo en un documento de 1600 con la siguiente grafía "Josepe de la Caneya", en otro de 1610 y sigue vivo en 1614, cuando se obliga a pagar un préstamo que le había concedido Gonzalo Piñán (Archivo de la Casa Piñán, Notarial, Sajambre, Sancho Díaz de Ribota, leg. 1600-1636).
Partida de matrimonio de GRACIA FERNÁNDEZ y JOSÉ DE LA CANEJA (1601-10-20). La partida se hallaba copiada en f.1rº del Libro de Velados del año 1601 de la parroquia de Santa María de Oseja y su anejo, Soto, con fecha de 20 de octubre de 1601:
  • Yo, Juan González, rector de los lugares de Oseja y Soto, casé in facie ecclesie a Jussepe de la Canexa y a Gracia Fernández, vecinos de Soto. Testigos: Pedro de Coco y Juan de Mendoza y Catalina de la Canexa” (Madrid, AHN, Inquisición, leg.1423, exp.13, f.47vº).
Se ve aquí cómo la hermana del Arcediano aparece con el apellido de su madre, Juana Fernández.
Hijos conocidos (2ª generación):  
  • ¿Juliana de la Caneja?
  • Pedro de la Caneja  y Fernández.
  • Diego de la Caneja (II) y Fernández.
2ª GENERACIÓN: PEDRO DE LA CANEJA
Partida de bautismo de PEDRO DE LA CANEJA, hijo de Gracia Fernández (1602-09-30).  La partida se hallaba en un Libro de “Baptizados de a quartilla entera forrado de pergamino” que empezaba en el año 1601 y terminaba en el año 1673, con fecha de 30 de septiembre de 1602:
  • Yo, Juan González, rector de Soto, bapticé a Pedro, hijo de Jussepe de la Canexa y Gracia Fernández. Padrinos: Julián Gómez, cura de Rivota, y María de Bega, mujer de Marciel de la Canexa” (Madrid, AHN, Inquisición, leg.1423, exp.13, f.47rº).
PEDRO DE LA CANEJA Y FERNÁNDEZ, hijo de José de la Caneja y Gracia Fernández, nació en Soto en el mes de septiembre de 1602 y murió en Amieva el 22 de junio de 1636, fue enterrado en Soto (Arch. Casa Piñán, General, Iglesia,  Libro de difuntos de D. Piñán, f.7rº). Hubo pleito por asesinato. Casó con María González de Mendoza, quien vivió con su hijo Diego de la Caneja III en Oviedo hasta su muerte. A Pedro de la Caneja lo presentan varios documentos como vecino del lugar y concejo de Amieva. Así, el 4 de junio de 1662, sus hijos hablan de "Pedro de la Canexa, difunto, vecino que fue del Concejo de Amieva y natural de Soto de Sajambre" (Archivo de la Casa Piñán, Not., Saj., Gonzalo Piñán leg.1662, ff.36rº-37vº).

Hijos conocidos (3ª generación) de PEDRO DE LA CANEJA
  • Diego de la Caneja III, arcediano de Villaviciosa, vive en Oviedo.
  • Francisca de la Caneja y González de Mendoza, vive en Soto.
  • Antonia de la Caneja y González de Mendoza, vive en Ribota. 
  • Juan de la Caneja y González de Mendoza, vive en Oviedo.
María González de Mendoza, llamada a veces María González de Prada, mujer de Pedro de la Caneja. Es también la misma persona que aparece simplemente como “María de Mendoza” en la carta autógrafa que el Arcediano escribe en 1644 a Domingo Piñán de Cueto Luengo (post de 26 junio 2010), al especificarse allí que es “viuda de Pedro de la Canexa, veçino de Soto” (Archivo de la Casa Piñán, Familiar, Correspondencia, carpeta 1, n.1). María González sobrevivirá a su hijo, el arcediano Diego de la Caneja. Su testamento fue hecho en Oseja, el 10 de julio de 1681. Deja por su universal heredera  a su hija, Dña. Francisca de la Caneja (m.1712).
  • Ascendencia de María González de Mendoza. Hija de Juan González de Prada, natural de Valdeón, y María de Mendoza.La abuela de María González de Mendoza se llamaba también María y había nacido en Soto de Sajambre, aunque desde muy pequeña fue llevada a Vierdes y criada allí, de donde salió para casarse. Murió en 1661 ó en 1663 (Madrid, AHN, Inquisición, leg.1423, exp.13, f.43rº). La bisabuela de María González de Mendoza era María de Mendoza, natural del Concejo de Sajambre. El testimonio lo proporciona Felipa Alonso, vecina de Soto de Valdeón, quien declara ser de edad de 90 años en 1675: "y conoció asimismo a María de Mendoza, bisabuela del pretendiente, natural del Concejo de Saxambre, no sabe de qué lugar" (Madrid, AHN, Inquisición, leg.1423, exp.13, f.15vº).
Diego de la Caneja (II) y Fernández,  hijo de José de la Caneja y Gracia Fernández, nació a finales del siglo XVI o inicios del siglo XVII en Soto de Sajambre y debió morir en 1675. Fue canónigo de la Catedral de Oviedo y ostentó el cargo de capellán de la Capellanía de Soto entre 1652 y 1675.

El 4 de febrero de 1658 establece, junto a su sobrino Diego de la Caneja III un vínculo eclesiástico con mandas piadosas sobre varios bienes en Soto de Sajambre a favor de su sobrina, Dña. Francisca de la Caneja. La finalidad del vínculo era evitar que las propiedades se fragmentasen por la transmisión hereditaria, al tiempo que se destinaban sus rentas a la celebración de 3 misas al año, una de ellas cantada, por el alma de los fundadores; a dorar la custodia y restaurarla cuando fuese necesario, al igual que debía hacerse con la imagen de la Virgen donada a la iglesia de Soto por estos canónigos; y a conservar los corporales limpios. Los bienen vinculados fueron la casa del barrio de La Caneja, hórreo y huerta y los prados que poseían en Miraño, la Llana y Cuesta de Abadías, El Pumarín y Los Cabañones.

El vínculo perduró hasta la Desamortización, pero la casa empezó a arruinarse en la segunda mitad del siglo XVIII. A finales del siglo XIX, la Casa Candamo fue comprada y reconstruida por Francisco Díaz-Caneja "el Menor" por el precio de 1.250 pesetas.

En 1665, el Arcediano le nombró testamentario y administrador de su legado.

3ª GENERACIÓN: FRANCISCA DE LA CANEJA Y GONZÁLEZ DE MENDOZA casada con Leonardo García, vecinos de Soto.

Francisca de la Caneja, vecina de Soto, enviuda antes de 1681. Se conserva su testamento y muchos documentos en el Archivo de la Casa Piñán. Analfabeta. Heredera principal de su linaje, incluyendo el vínculo eclesiástico, la herencia de su hermano el arcediano  y la herencia de su madre. Hace testamento en Soto, el 17 de abril de 1711 y codicilo, el  22 de enero de 1712 (Archivo de la Casa Piñán, Sec. Notarial, Saj., Agustín Piñán, leg.1711 ff.24rº-27rº y 28rº-29rº). Anota el escribano en el margen superior: "Testamento de Doña Francisca de la Caneja, viuda de Don Leonardo García el viejo". Agustín Piñán González, vecino de Soto en 1711, es sobrino de Dña. Francisca de la Caneja. 

El marido de Francisca de la Caneja, llamado Leonardo García (m. antes 1681), fue originario de Amieva. Su padre y su hermano, llamado Melchor García, vivían en la localidad de Amieva. Melchor García aparece en 1701, junto con su hermano, haciendo negocios en Ribota. Leonardo y Francisca ya estaban casados en 1655. Gracias a su matrimonio pudo ostentar el cargo de Merino Mayor de Valdeburón en 1677: "Leonardo García, Merino y Justicia Mayor de esta Merindad de Valdeburón por el rey nuestro señor hago saber a vos..." se intitulan dos documentos dirigidos respectivamente a los concejos de Valdeón y de Sajambre que se conservan en el Archivo de la Casa Piñán. Muere antes que su suegra, Dña. María González de Mendoza.

Hijos conocidos (4ª generación) de FRANCISCA DE LA CANEJA y Leonardo García:
  • Manuela García de Mendoza, vive en Burón.
  • Leonardo García de la Caneja y Mendoza, vive en Soto.
  • María García de Mendoza, vive en Panes. 
  • Ana García, vive en Soto.
Diego de la Caneja (III) y González de Mendoza (nació en Soto en 1635) fue canónigo de la Catedral  de Oviedo y, tras la muerte de Pedro Díaz, el Papa le concede, previa petición del interesado, la dignidad de arcediano de Villaviciosa. Oficial de la Inquisición desde el 3 de diciembre de 1675. Vivió y murió en la ciudad de Oviedo. Su testamento fue hecho en dicho lugar, el 24 de noviembre de 1676. Deja por su universal heredera a su madre, Dña. María González de Mendoza que le sobrevive.

Antonia de la Caneja y González de Mendoza casada con Juan Fernández, vecinos de Ribota. El 4 de junio de 1662 venden a sus hermanos Francisca de la Caneja y su marido, Leonardo García, toda la legítima herencia paterna que Antonia de la Caneja recibió en el lugar de Soto, de Pedro de la Caneja, difunto, vecino que fue del Concejo de Amieva y natural de Soto de Sajambre, que son prados, tierras, casas, hórreos, molineras, suelos, huertos, antojanos, árboles frutales, corales.  Todo esto era la cuarta parte de los bienes “que tenía el dicho Pedro de la Canexa, nuestro padre y suegro en el dicho lugar de Soto, que toca a mí, la dicha Antonia de la Canexa, como a uno de quatro herederos que quedaron del dicho mi padre, todo lo qual está sitio en el dicho lugar de Soto y sus términos”.  El precio de la venta son 44 ducados de vellón (Oseja de Sajambre, Archivo de la Casa Piñán, Notarial, Gonzalo Piñán de Cueto Luengo, leg.1662). Hijos suyos fueron Juan, Pedro y Domingo Fernández de la Caneja, nacidos en Ribota y casados allí.

En 1675, Juan Fernández, natural de Ribota en el Concejo de Sajambre, es vecino de la collación de Santa Catalina en la ciudad de Sevilla y otorga poder a su mujer, Antonia de la Caneja, para que administre la herencia que le había dejado su hermano, Julián Fernández, al morir.  No sería raro que Juan Fernández estuviera viviendo en Sevilla hasta que pudiera embarcarse hacia América.

Juan de la Caneja y González de Mendoza, vecino de Oviedo. Entabla pleito contra Leonardo García con  la acusación del asesinato de su padre, Pedro de la Caneja. En 1662 aparece en los protocolos notariales sajambriegos cobrando deudas a su cuñado Juan Fernández, de Ribota. En 1670 continúa el pleito por asesinato.


4ª GENERACIÓN: LEONARDO GARCÍA DE MENDOZA.

Hijos de Dña. Francisca de la Caneja y del Merino Mayor, D. Leonardo García, fueron  Dña. Manuela García de Mendoza, D. Leonardo García de la Caneja y Mendoza, más frecuentemente documentado como D. Leonardo García de Mendoza, Dña. Elena García, Dña. María García de Mendoza y Dña. Ana García.

Ana García, casada con Santiago de Mendoza, vecinos de Soto. 

Elena García, solo documentada en 1670.

La primogénita, Manuela García de Mendoza nació hacia 1655 y testó en el año 1712. Casó con Alonso Gómez de Caso (III), vecinos de Burón. Hijo suyo fue Don Fausto Gómez de Caso, que en 1711 fue albacea del testamento de su abuela, Dña. Francisca de la Caneja.

María García de Mendoza, hija segunda de Dña. Francisca y D. Leonardo, ya había nacido en 1670. Casó con D. Antonio Flórez Abarca Maldonado y fueron vecinos de Panes. Viuda en 1712. En ningún momento usa el apellido Caneja.
  • Antonio Flórez Abarca Maldonado llega a capitán de infantería de los ejércitos reales. Para poder casarse con María García de Mendoza, a lo que se oponía  su padre, Leonardo García, acepta dejar por escrito su renuncia a que sus hijos heredasen de la familia materna (Archivo de la Casa Piñán, Sec. Notarial, Saj., Agustín Piñán, leg.1711, ff.25vº). Pese a esto, en vida Dña. Francisca de la Caneja entregó bienes a los hijos de este matrimonio. En su testamento, su hija aparece como heredera pero sus nietos no.
 El más joven de los hermanos fue Leonardo García de Mendoza, vecino de Soto y hombre de vida breve y agitada. Ya había nacido en 1670, hacia 1681 era menor de edad y muere antes de 1702.  Abandona el apellido Caneja tanto para él como para su hija. Alfabetizado. [Iré completando sus datos poco a poco.]

Hijos conocidos (5ª generación):
  • Dña. Ángela María García de Mendoza, vive en Soto y en Asturias.


    5ª GENERACIÓN: ÁNGELA MARÍA GARCÍA DE MENDOZA.

    Ángela María García de Mendoza (muere en 1747), hija de Leonardo García de Mendoza. Casó con el capitán de infantería de los ejércitos del rey, Don Juan Antonio de la Villa y Posada.  Su marido y ella (por este orden) fueron los herederos principales de Leonardo García de Mendoza. Nunca usa el apellido Caneja. En 1711 no tenían  hijos y tampoco en 1715. Estaba alfabetizada.

    Don Juan Antonio de la Villa y Posada es también el principal heredero de la abuela de su mujer, Dña. Francisca de la Caneja, ya que cuando ésta hace testamento en 1711, su hijo Don Leonardo García de Mendoza ya había fallecido. Tuvo cargos públicos y aparece con frecuencia en los protocolos notariales.

    A decir de los padrones de 1715, el matrimonio pasaba parte del tiempo en el Principado de Asturias: "Don Juan Antonio de la Villa está casado, tiene en su casa una ama y dos criados que tratan y comercian. Él y su mujer habitan a tiempos en Asturias y acá. No se sabe la edad que tiene. Asisten en su casa dos menores de quienes es curador" (Archivo de la Casa Piñán, Sec. Notarial, Saj., Agustín Piñán, leg.1715).  Tener como servidores a 5 personas (3 adultos y 2 niños) habla de una casa principal. No tuvieron hijos. 

    Ángela María García de Mendoza enviuda y contrae segundas nupcias en 1738 con don Melchor González de Candamo, originario del concejo asturiano de Caso y dueño de la casa del barrio de La Caneja/Caneya que se conocerá a partir de entonces como "Casa Candamo". Ángela muere en 1747 y en 1752, don Melchor aparece en el Catastro de Ensenada como viudo, de 60 años, padre de una única hija llamada Antonia y abuelo de la menor, Ana María Alonso. Don Melchor murió abintestato en 1754 a la edad de 62 años (la tradición hablaba de una muerte violenta). Su muerte fue el principio del fin de la Casa de la Caneja.

    6ª GENERACIÓN

    Antonia González de Candamo y García de Mendoza (1752), hija de Ángela María García de Mendoza y don Melchor González de Candamo.

    Gaspar González de Candamo (1754), hijo de D. Melchor González de Candamo, no sabemos si también fue hijo de Ángela García de Mendoza. Fue vecino del concejo asturiano de Caso.

    7ª GENERACIÓN

    Ana María Alonso (1752), hija de Antonia González de Candamo y García de Mendoza, vive en Soto con su madre y su abuelo, ya viudo, en el año 1752. 

    Bernardo Antonio González de Candamo (1771), quizás fue un hijo de Gaspar González de Candamo*. Pleitea por los bienes de Soto en 1771.

    POR TODO ESTO SE VA VIENDO QUE

    A mediados del siglo XVIII sólo quedan en Soto de Sajambre dos descendientes femeninas (Antonia y Ana María Alonso) de la familia del Arcediano y, sobre todo, en tales fechas el linaje había perdido totalmente los apellidos Caneja y Díaz en el lugar de Soto que, además, nunca llevó la hermana del Arcediano  de la que descendían (Gracia) porque utilizaba el Fernández de la madre. Así lo declaran los testigos y así lo pone por escrito en su informe oficial el inquisidor que en 1675 instruye la investigación  sobre Diego de la Caneja (III): "y la susodicha Gracia Díez de Oseja consta no llamarse Díez sino Fernández" (Madrid, AHN, Inquisición, leg.1423, exp.13, f.47vº).

    Los descendientes más directos de Gracia avencindados en Sajambre procedían todos de líneas femeninas y se apellidaban García, García de Mendoza, Alonso, González de Candamo y Fernández (en Ribota).  Naturalmente, este Fernández de Ribota no tenía nada que ver con el Fernández de la madre del Arcediano que había llegado a Sajambre desde Cabrales 150 años antes, sino con los descendientes de Juan Fernández, marido de Antonia de la Caneja y González de Mendoza.

    Con el tiempo, la situación debió ir desdibujándose cada vez más, quedando como herederos de los bienes de Soto los descendientes que residieron fuera de Sajambre, tal y como muestran los documentos del siglo XIX, que también pudieron poseer la propiedad de la casa por compra o por otras vías de adquisición.

    Se confirma, por tanto, que la Casa Candamo perteneció a los Caneja que fueron descendientes del matrimonio formado por José de la Caneja y Gracia Fernández, hermana de D.  Pedro Díaz de Oseja.

    Actualmente, los únicos descendientes conocidos de alguno de los miembros de la Casa de la Caneja se apellidan Fernández y proceden de Ribota.



    No hay comentarios:

    Publicar un comentario en la entrada

    Escribe tu comentario aquí