domingo, 14 de diciembre de 2008

LA DESAPARICIÓN DE LAS JUNTAS VECINALES DE SAJAMBRE EN EL SIGLO XX (final).



El pasado 19 de agosto de 2008 terminaba la primera parte de la conferencia que impartí en Soto de Sajambre preguntándome por qué en Valdeón se habían conservado Juntas Vecinales y en Sajambre habían desaparecido. Me preguntaba qué pudo suceder para que se perdiera uno de los bienes más preciados del Patrimonio Histórico sajambriego, porque este rango tiene, como lo reconocen las leyes, una práctica antiquísima cuyos orígenes más remotos son anteriores a la llegada de la propia Roma y en la que se conservó, además, la esencia del espíritu democrático popular de las comunidades de aldea.

La respuesta parece estar en el solapamiento de una doble realidad sociopolítica: una realidad de derecho y otra de hecho. La “situación de derecho” reconocía la existencia de Entidades Locales Menores dentro de los Municipios pudiendo disponer de administración propia, con sus alcaldes pedáneos, sus Juntas Vecinales en régimen de concejo abierto, sus ingresos y sus bienes. Por eso, en nuestro valle los Pueblos siguieron reuniéndose a concejo en el siglo XX, siguieron ostentando la propiedad de los montes no desamortizados y conservando su patrimonio. Sin embargo, en épocas de predominio de un gobierno local articulado en base a la existencia de redes clientelares y amparado por determinados sistemas políticos que utilizaban similares instrumentos de control social que las estrategias del patronazgo, las Juntas Vecinales (aun estando reconocidas por las leyes vigentes) se convirtieron en instituciones incómodas cuando lo que se pretendía era poseer el control absoluto del poder local (incluido el económico). Esta “situación de hecho” será la primera causa de la desaparición de esta antigua institución.

El procedimiento elegido para desmantelar la organización tradicional de las Juntas Vecinales en Sajambre fue el de ir arrebatando a los Pueblos la base de su sustento económico, lo que les permitía mantenerse como una institución descentralizada del Ayuntamiento matriz: la propiedad de los montes. Al carecer de fuentes de ingresos y de bienes propios que administrar y gobernar, las entidades menores fueron dejando de tener sentido hasta desaparecer. En la historia de la Edad Contemporánea de Sajambre (que también está por escribir), la lamentable desaparición de las Juntas Vecinales es un tema que merece ser estudiado en profundidad para conocer con detalle el porqué, el para qué y exactamente el cómo. Con respecto a esto último, las fuentes documentales conservadas en distintos archivos ilustran sobre lo sucedido en aquellos años. En algunos registros conservados se retrata el uso de procedimientos que fueron rechazados por las propias autoridades del Estado.
Las fotografías que encabezan este post muestran la parte dispositiva de un documento de la autoridad del Distrito Forestal de León, en el que se devuelve al Ayuntamiento de Oseja de Sajambre una solicitud, dirigida a la Dirección General de Montes, del Ministerio de Agricultura, en la que se pedía que los predios ns. 489 y 490 del Catálogo General de Montes de la Provincia de León, en donde aparecían adscritos a los correspondientes Pueblos que eran sus legítimos dueños, pasaran a figurar como propiedad única del Ayuntamiento de Oseja de Sajambre. Por proceder esta petición de una decisión unilateral y no haberse respetado el procedimiento administrativo que exigía la Ley, la autoridad competente devuelve la petición al Ayuntamiento de Sajambre expresándose en los términos que pueden leerse en las fotografías adjuntas. Documentos como éste están esperando su historiador.

FIN DEL ARTÍCULO


3 comentarios:

Anónimo dijo...

¿por que no pones todo el documento?

Uno dijo...

Digo lo mismo, hay algun problema para no colgar el documento entero?

Elena Rodriguez dijo...

Como digo en el texto, aquí está la parte dispositiva del documento, es decir, la parte central. Sólo faltarían las cláusulas de inicio y de cierre. Pero como no existe problema alguno que impida colgarlo entero, lo haré en cuanto pueda.

Publicar un comentario

Escribe tu comentario aquí